Enredame entre las cuerdas, hazme llegar hasta el cielo;

que me falte el aire, que no toque el suelo...