Atando el cuerpo se libera el alma.