Sobran las palabras cuando fluye el sentir.