Una experiencia sensorial que anula la mente.