Me redescubro con cada cuerda que acaricia mi piel.