En el mismo instante que las cuerdas abrazaron mi cuerpo,

supe que no seria la ultima vez...