Me sentí seguro y arropado por las cuerdas.